De Marrakech al “Trekking” Toubkal, cuando las mochilas las llevan mulas de cuatro patas…

publicado en: Otras Montañas, Rutas | 0

Y el otoño  ha llegado…, griseando los cielos, anudando de nubes con ansias de invierno, pintando con  tonos de  suave melancolía, reavivando tristezas olvidadas de antaño,  y cubriendo el suelo lentamente de hojas de recuerdos y añoranzas, de sueños y destemplanzas. Y en el cristal de mi  ventana cae lentamente, perezosamente, una gota que  resbala hacia abajo esquivando pesadamente a las demás, dejando un pequeño surco y en  su reflejo puedo ver mi figura, alargada, deshilachada y enmohecida, distorsionada y abandonada, …tocada de melancolía. Enclaustrado por la lluvia en mi mesa de camilla, me  llueven los recuerdos de aquellos días de calor, de aquellos días de risas y aventuras, que … Continuar

EN EL PICURUCHO DE GREDOS(II). CUANDO DUERMES EN EL HOTEL DE LAS MIL Y UNA ESTRELLAS…

publicado en: Gredos, Rutas | 0

Me despierto múltiples veces por la noche, buscando la posición de la almohada pinchada, ora un brazo se me ha dormido, ora me duele la espalda, pero al mirar el cielo las estrellas te parpadean y la media luna se sonríe mientras ilumina los recodos del valle que se desploma a nuestros pies, estamos muy cerca del Belesar, uno de los riscos que se erigen sobre el circo de cinco lagunas, desde aquí a nuestra misma altura se ve el geodésico del Meapoco,  a unos 2300 metros, caigo entre sueños y duermevela, hasta que escucho un ruido de revolver plástico. Son casi las ocho, Candy ya se ha levantado y … Continuar

En el Picurucho de Gredos. Cuando en tu pecho no puedes respirar y no es aire lo que te falta…

publicado en: Gredos, Rutas | 0

Y necesito aire, aire claro, aire diáfano que se enrede en mis pulmones, que me entre limpio y fresco, pues mi pecho ya no puede respirar…, un manto oscuro cubre mis ojos y tapa mis oídos, el exceso de trabajo me sobrepasa, el sueño se me escapa cada noche entre los calores estivales, no lo puedo soportar más… Mi cabeza no para de rodar y rodar, creo que necesito de la montaña otra vez, necesito de sus ríos, de sus cielos, de sus rocas, de sus calores y de sus fríos, y del dolor del cuerpo tras una larga caminata, del suspiro largo y profundo que se escapa desde lo … Continuar

El Almanzor en Mayo. Cuando los sueños se alcanzan salvando la nieve húmeda…

publicado en: Gredos, Rutas | 0

Y el calendario dejaba caer sus hojas fríamente, pesadamente, con la celeridad del tiempo que avanza sin piedad, sin mirar atrás ni permitir concesión alguna, tapando los ojos mientras  marcha sigiloso sin dejar recuerdo…  Y este año las nieves llegaron con inusitada abundancia colmando las montañas del blanco elemento, brillando distante en lo alto lejos de mis dedos…., montañero en dique seco, varado en  llano con la maldición del marinero en tierra, por una persistente y recurrente lesión sin sentido…, si alguna vez el dolor puede tener sentido. Y llevaba casi un año sin poder entrenar, y la desesperanza comenzaba a colmar mis anhelos, viendo de lejos morir el invierno … Continuar

Mulhacén en Enero. 3. . Subida al refugio de la Caldera…, cuando el tiempo te abraza sosegado;… en el retiro de los dioses.

publicado en: Rutas, Sierra Nevada | 0

Bajé del Mulhacén un poco cansado, tanto resbalón y hundimiento me habían tocado mentalmente, las nueve horas que tardamos por la dificultad del terreno nos hacían dudar de que pudiéramos llegar al día siguiente hasta La Alcazaba que estaba bastante más lejos, así que Bene y yo  sentados en la comodidad del Refugio de Poqueira decidimos buscar plan B, no me atraía mucho la idea de ir en dirección hacia el Alcazaba que iba a estar todo descarnado del viento en hielo y  rocas, prefería la nieve, así que cuando nuestro nuevo amigo Jose de Murcia nos dijo que él pensaba ir al Juego de Bolos nos pareció buena idea … Continuar