En los Pirineos Franceses(I). Gavarnie, la delgada línea de la vida y la muerte…

publicado en: Pirineos, Rutas | 2

Y el otoño se niega a venir…, el petricor no quiere acariciar nuestro olfato, anunciando el final de las calimas africanas, y las hojas tapizadas de verde pálido se afanan en las ramas en espera de ser desvestidas de su color, para luego en vuelo dejarse abandonadas por el viento…

Tenía que volver en el otoño a  Pirineos, tras el año pasado en Ordesa donde un baño de sueños y colores perturbaron profundamente mis sentidos…, y mis sentimientos.Ordesa, Ordesa, Ordesa…

 

 

Este año Sergio y yo iríamos a los Pirineos Franceses en busca de nuevas sensaciones, nuestros objetivos eran claros; Gavarnie, Taillon y sobre todo el Vignemale, donde su cresta nos esperaba sonriente de sensaciones  y peligros…

Esta vez con la novedad de la “roulotte” nueva de Sergio, que nos evitaría tener que buscar alojamiento.

Salimos de Navalvillar de Pela, el domingo día 16 de octubre a las 9 y cuarto, nos separaban casi mil kilómetros de Gavarnie, nuestro objetivo.

Empezamos a devorar kilómetros con la ilusión de las nuevas aventuras, el tiempo parecía que sería malo al llegar, pero a partir del martes se arreglaría, así que esperábamos poder cumplir algunos de nuestros objetivos, siempre asesorados en la distancia por nuestro amigo Josu de Hondarribia…, a quien conocimos en el Pico de las Olas, encaramadas sobre el fuego de Añisclo…

 

 

http://pisandocumbres.com/ordesa-en-otono-cuando-la-realidad-eclipsa-los-suenos-episodio-3-de-goriz-al-pico-de-las-olas-y-bajada-a-la-pradera/

Eran las siete de la tarde, el Portalet se anunciaba en cartel al borde de la carretera, y sobre nuestras cabezas se asomaba la efigie del Pic de Midi esperando que un día nos decidiéramos a subirlo…, la carretera se precipita hacia el lado Francés, la penumbra nos iba rodeando a medida que descendíamos en lo profundo del valle, un nuevo cartel anunciando el “Coll  de Aubisque”  para que  la rulot se revolviera subiendo curva a curva, dirigida por la expertas manos de Sergio, como si en el Tour de Francia estuviéramos.

Parecía que había desaparecido la humanidad, apenas eran las ocho y la soledad de la carretera  se acentuaba en las sombras envolventes de oscuridad…

Perdimos la cuenta de pueblos desiertos de noche y silencio, parece que en Francia todo desaparece a partir de las siete…

Eran más de las diez, llegamos a Gavarnie, tras trece horas de viaje que soportó heroicamente Sergio al volante de su rulot…, estacionamos en un gran aparcamiento, que nos pedía en parquin 8 euros y caímos muertos en sueño dulce…

El suave rumor de la lluvia nos despertó, sabíamos que el día iría mejorando por la tarde, era un día perfecto para realizar la ruta de Gavarnie, pues no tiene complicaciones.

Nos levantamos y desayunamos, nos acercamos a la cercana oficina de turismo, y para nuestra sorpresa nos atendieron en español…, y no sólo eso, nos asesoraron de rutas y tiempo, es Julien…, el muchacho de la oficina de turismo que con su amabilidad desbordante nos ayudó todos los días que estuvimos por allí, y fueron tres…un gran amigo del país vecino.

image00111

Nos vestimos, preparamos las mochilas y tras la foto salimos en busca de nuestros sueños…

Nada más cruzar la esquina, allí estaba, parecía increíble, surgida de entre las casas del pueblo, al fondo superpuesta, allí estaba…, la gran cascada precipitándose en el cielo partido de gris de la muralla mordida de nubes…

img_20161121_175152

Palabras no hay, ni fotos, ni vídeos, es demasiado…, más de lo que nunca soñé, me encaramé al puente, luego al otro puente…en mi objetivo no entraba lo que tenía delante, desbordante de sueños y sentimientos…

Tenía que hacer mía un segundo de esa pared , así que empezamos a andar los dos por la pista en dirección al circo, el verde de los prados y el blanco nube y nieve se adueñaban de nuestra mirada …

Mientras, paso a paso sin saberlo ni quererlo nos adentramos en el bosque…

Me callo, no puedo hablar…estoy mudo.

img_20161121_174904

Apenas puedo decir nada, es mucho más impresionante de lo que nunca imaginé, el camino sigue, pero no lo he visto…mis ojos no pueden apartarse de esa pared llameante de hilos de agua, y de la caída rugiente de agua que insistentemente atrapa mis retinas…

 Estamos en el hotel del circo, ya abandonado, de aquí se vuelven muchos al pueblo, pero queremos llegar junto a la cascada y para eso cruzaremos piedras y regatos…

image00004

Nos dispusimos a recorrer los metros que nos faltaban hasta la base de la cascada, por terreno quebrado, pedregoso y retocado de arroyos que te hacen saltar constantemente…, merece la pena.

 Encontramos cerca de la cascada una pareja de Valencia que  nos cuentan de ayer que  intentaron subir al Taillon,  se dieron la vuelta por la niebla y la nieve blandísima, todos menos uno, que subió sólo arriba, estuvieron muy preocupados en el refugio hasta que apareció agotado, varias horas después sin ver nada…, la montaña es la que manda.

Respira…, alma espira, pues el aire que te llena los pulmones, es tu regalo,  lo tienes, y no lo valoras, hasta que te falta…, me falta.

img_20161104_193359

 Y Seguimos hasta la base de la gran cascada, donde azota el viento, ¡…Maese Viento!;

 

  • ” Maese Viento, estoy sin palabras…

  • Respira, humano, respira , y cada vez que lo hagas, te sentiré,…aunque no tengas palabras.

  • Qué enorme muralla Maese, cómo puede ser posible…

  • Humano, es una muralla de vida y muerte.

  • Vida y muerte…,¿no te entiendo?.

  • Para que está muralla naciera, tuvieron que vivir y  morir millones de seres vivos durante miles y miles de años.

  • Qué me quieres decir, Maese…, que esta pared es una tumba.

  • Humano, para que esta pared de más de mil metros de espesor se formara, los cadáveres de millones de corales  y las conchas de seres vivos, tuvieron que caer al fondo del mar, murieron hace mucho tiempo, para dar vida de nuevo.

  • Entonces…, es una tumba de conchas y corales…, no me lo parecía, te llena de vida el sentir esta gran muralla, Maese…

  • Sí, humano, Madre Tierra se encargó de darle forma y vida, y luego igual que cayeron muertos los corales, y  el agua de la cascada cae gota a gota…, irán cayendo al vacío cada piedra, cada roca, hasta que la muralla muera…para dar de nuevo nueva vida.

  • Lo entiendo, Maese Viento, es el eterno ciclo de la vida y la muerte…la delgada línea de la vida y la muerte…”

 

Hay que volver, pues queremos hacerlo por la senda que lleva al refugio de Espuguettes, es muy hermosa según Josu, y queremos aprovechar el día que se va abriendo.

Paramos a comer en el hotel, disfrutando de las vistas mientras hilos de nubes se deshilachan suavemente contra la gran muralla del circo…

 image00011

Hacemos alguna foto a un grupo y cogemos la sendera que sale junto al hotel, en fina línea retorcida se va elevando despegándose del valle, el verde, y los colores de otoño se descubren escondidos entre los árboles…

 img_20161121_213730

El camino pasa junto a grandes abrigos rocosos, y se alternan con los árboles hasta que llegamos a un prado donde hay un refugio cerrado.

image00088image00016

Vemos los carteles del refugio de Espuguettes mientras el azul cielo comienza a asomar para amenizar el blanco y el verde con destellos de rojos otoño…

 Desistimos de subir al refugio, se nos hará tarde y queremos preparar las cosas para mañana, nos espera la Brecha de Roland y el Taillon en jornada alpinista…

 Comenzamos a bajar al valle, y en un prado encuentro una bella foto de tres estaciones…, tuve que saltar una valla, y por fortuna el perro pastor no se percató de ello, pues hubiera salido la foto bien movida…

 image00033

Ya estamos de vuelta en la pista, se ve cada vez mejor el circo, las nubes se deshilachan…

 image00041

Ya hemos llegado a la rulot, son las cinco y media…, buena hora para descansar un poco y planear bien nuestra subida a la nieve, que con las temperaturas que hace, amenaza con estar blanda…, mañana va a ser un día muy duro…

image00110

 

Powered by Wikiloc

2 Respuestas

    • Fran Pascual

      Es un caramelo maravilloso al alcance de cualquier persona que se acerque…,llevaba mucho pensando en ir, pero nunca pensé que fuera tan maravilloso…
      Saludos, Marian. Y gracias, por leerme…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *