La Integral de Sierra Nevada. Rocas, tierra suelta, cielos y precipicios. Cuando tu esfuerzo tiene recompensa…. De Vacares al refugio de Pillavientos.(Día 2)

publicado en: Rutas, Sierra Nevada | 6

«El calor del sol rozando suavemente tu piel,

el murmullo de la  brisa susurrando tu oído,

el frescor del aire llenando pleno tus pulmones,

el tintineo del arroyo saltando de brillo en tus ojos,

el polvo del camino llenando tus pies en cada paso…»

 

Antonio se ha levantado, son casi las ocho, ni Miguel Angel ni yo queremos salir del saco, ni siquiera con un “arriba señoritas…, que se nos va el día” nos termina de arrancar, ya estoy acostumbrado a no dormir antes de las grandes citas, tenía claro que iba al canuto de cabeza…, y si estuviera Joaquín…, lo mismo me atrevía con las paredes del espolón, que son emociones más fuertes…, pero sin cuerda sería un disparate.

Nos levantamos por fin, el sol nos da en la cara…, desayunamos algo, nos espera la cuesta del Puntal de Vacares, y luego…, rocas, crestas y precipicios…, paredes y abismos de los grandes colosos…, mis piernas se han activado, el cuerpo me pide marcha.

Quedo atrás activando el GPS del Wikiloc, Antonio sube delante, luego Miguel, sigue mal, está pasando sus infiernos en lo personal, como yo pasé los míos…

image00115

Me encuentro bien, acelero y voy dejando la laguna adormecida a mis pies…

image00116
Laguna de Vacares

 

image00120

Estoy al pie del puntal, he visto una persona en lo alto, lo tenía enfocado con la cámara, pero se quitó cuando le di al botón.

Antonio duda, me coloco delante, y entre las rocas del puntal aparece una persona, es Daniel.

Daniel es un montañero de los de verdad, curtido entre las piedras, ha venido desde Sanabria en Zamora a conocer Sierra Nevada de primera mano, antes de traer a su gente.

En solitario se ha hecho la ruta alpujarreña  desde Bayárcal al pie del puerto de la Ragua, por el sendero de Sulayr hasta Nigüelas, luego  ha subido por toda la integral y  ahora quiere llegar a donde empezamos, el Posterillo Alto, para volver a hacer la Ruta norte del camino de  Sulayr hasta Güéjar Sierra…unos doscientos kilómetros…, un auténtico montañero.

Nos explica que hay que subir al puntal y que luego cresteando llegaremos al pie de la Alcazaba, nuestra mole;

  • Si subís por el canuto, mirad bien,sobre todo en las esquinas de las zetas, no os perdáis, tenéis que tener cuidado de no saliros, pero se hace bien, está también el canuto del medio, que es mejor, es más fácil seguir las zetas, pero sobre todo id despacio y mirad bien…

Antonio ha visto vídeos del canuto, sabe que empieza en una roca algo rojiza, la tiene en la retina…, lleva tres meses preparándose la integral, pero del canuto del medio,  no sabía nada…,ya veríamos cuando estuviéramos al pie del abismo…

Nos sigue explicando que subamos al puntal y que vayamos por la cresta hasta la Alcazaba pues no tiene pérdida, desde arriba se ve todo…

Tras un rato muy agradable con Daniel, una persona de las que puedes hablar horas y horas y emana serenidad y la sabiduría del que ama la naturaleza…, decidimos subir en pequeño trepe al puntal, voy delante, este es mi terreno, se ve fácil, al final tiene un pequeño resalte en la roca que hay que cuidar de que la mochila no te choque y te desequilibre…, espero a que lleguen, las vistas son increíbles…en primer plano, la Alcazaba esperándonos con su silueta insinuante de precipicios y aventuras…

 image00125

image00024 puntal-de-vacares

Fotos, disfrutamos del momento, la cresta nos llevará un rato, sigo delante buscando los pasos en la roca, el terreno es un poco difícil, en poco tenemos las lagunas de las Calderetas yacientes bajo nuestros ojos, era el sitio que pensábamos pernoctar inicialmente, pero vamos con margen…

 image00134

Veo el puntal de las Calderetas, que siempre le hemos dicho del Goterón, por los Tajos que hay al norte de la Alcazaba…

Estamos en el pie de este puntal, hemos parado a beber y comer, pero prefiero subir a poner la banderita del Wikiloc, ya llevo unas pocas, me voy a quedar sin tela con tanta banderita…

image00145

En lo alto de este puntal se aprecia lo que va a ser la subida, la verdad que con la escritura de las rutas  de la FEDME, ni me lo miré, impresiona desde lejos, es muy vertical, parece imposible  , el canuto va por la sombra de la pared, confiaremos en Antonio, su GPS, y mi experiencia…, que ya cuenta algo.

image00144

Seguimos por la cresta, nos encontramos cuatro personas descansando tranquilamente en una roca, vienen de las lagunas, no han subido ni tienen intención de hacerlo, dicen que si no nos queremos enfrentar al canuto y sus paredes hay un camino que sale de las lagunas y sube en zigzag por los arenales de la cara norte, desde aquí creo que lo veo…, no he venido a la Alcazaba a subir por caminitos…,el Canuto me llama, …seguro  que será muy fácil.

 image00147image00148

La tensión va en aumento, es el momento cumbre de la integral, nos la vamos a jugar con las mochilas grandes, nos preocupa perdernos en una pared sin retorno…, pero tengo la tranquilidad de que no me meteré en ningún sitio peligroso…, no vino Joaquín, los dos juntos si somos peligrosos… Por la expresión de Antonio sé que estamos cerca del comienzo, llegamos, aquí es…, el Canuto de la Alcazaba, se acuerda perfectamente de los vídeos y el GPS lo dice…

image00029
Llegó la hora de la verdad, Alcazaba nos espera…

Iré delante, este es mi terreno, el Canuto de la Alcazaba, es el lugar más «sencillo» para subir por su cara oeste, donde está la pared y la caída más grande de toda Sierra Nevada. Es una zona en forma de canal donde  la ladera alterna paredes  con zonas de rocas descompuestas muy resbaladizas, la arenilla te tira abajo como la trampa de la hormiga león.

canuto-desde-abajo
La subida del Canuto, muy dura desde el primer minuto…

Le echo un vistazo al GPS de Antonio para ver el trazado y empiezo a subir, mi GPS va en la mochila…, no grabé la subida al canuto, ¡malditas rutas de la FEDME…!

Empezamos por el canuto buscando las múltiples huellas, hay hitos, esto va a ser muy fácil, hemos subido ya cincuenta metros, aquí hay una pared, decido sortearla por la derecha, el GPS no nos encuentra dentro del canuto…, tendré que rastrear como los indios…

Hemos salido a una terraza como si fuera un Vasar, el Alcazaba tiene varios, les digo que se esperen, me adelanto.

 image00153

Hay muchos hitos, vuelvo a por ellos, no van muy convencidos, temen bajar por la tierra suelta, es muy peligrosa, a mí no me preocupa…me crié en ella. Les dejo otra vez atrás y sigo por el Vasar, se ha acabado, hay un gran precipicio…, pero… sí, a la izquierda sube, hay huellas humanas, no son de cabras, que te pueden meter en un lío. Subo unos metros veo ¡Hitos!, es por aquí, es un sendero muy fácil…

Vuelvo a por ellos, siguen muy preocupados, no estamos en el canuto, nos fuimos a la derecha, eso es, ¡estamos en el canuto del medio!, según Daniel, es más fácil…

image00154

Empiezan a subir dudosos, Miguel Angel está muy inseguro, no está acostumbrado a esta tierra suelta tan resbaladiza, con abismos acechantes…, cada vez,…es más divertido.

image00157

Me adelanto, espero una eternidad, no aparecen, bajo de nuevo, van muy despacio, ¡Vamos! Esto está chupado, si es un camino enorme y pisoteado, esto ya está hecho…

Ahora pica para arriba, hay que cruzar un paso de tierra suelta, cautela, paso primero con mucho cuidado de no lanzarles piedras, hay algunas muy grandes que podrían hacerles mucho daño, sigo buscando hitos, desde arriba les animo,¡ venga que ya estamos arriba…!, llevan caras de circunstancias, parece que no les agradaría tener que bajar…pero ¡Si hay hitos por todos lados, esto es como ir por la gran vía, viendo escaparates…!

image00158 image00159

Tras esta cuesta enorme, aparece otra, y luego otra, no se ve fin, es la ley de la montaña, tras un risco, hay otro y luego otro,y tu ansiedad hace que te desesperes, pero siempre hay fin…¡hasta en el Everest!

Ahora veo un gran arenal  muy largo y empinado con un barranco debajo esperando engullirte, no me gusta nada…

Pero cuando estoy a punto de entrar en él, Antonio me advierte que a la izquierda hay hitos, y van por roca firme y con agarre…, una delicia, una autopista…esto sí me gusta, Miguel Angel va mal, y Antonio preocupadísimo, me adelanto de nuevo…, sí ¡Sí! es el hito de la Alcazaba y veo una persona…, ¡lo conseguimos!, me he golpeado la rodilla derecha con una roca al mirar la cima, solo es un rasguño…no sangra mucho.

image00160 image00161 image00162

Ya me adelanto sin intención de volver, desde aquí me ven perfectamente, llego y hay una persona sentada en el hito y más allá dos guiris de edad avanzada, han venido por la vereda senderista que sube desde Trevélez…, y están alucinados de vernos salir del barranco con nuestros mochilones…

Lo hemos hecho, mucha adrenalina, alguna dificultad y mucha incertidumbre…, es la montaña, es su esencia pura que te llena y te emociona…,y graba Miguel Angel el momento mientras Antonio chapurrea con los simpáticos guiris.

 

 

 

En la cima de la Alcazaba
En la cima de la Alcazaba

 

 

Descansamos, disfrutamos y vemos desde la Alcazaba las grandes cimas que nos faltan, desde aquí ya  conozco el terreno, lo suyo es hacer el Vasar del Mulhacén para luego subir en clase turista por donde lo hace todo el mundo.

 Alcazaba image00033 image00168

image00173
Los dos hitos y el Veleta al fondo.

Al collado Siete Lagunas lo haremos por el peñón del globo, el camino se ve bien, un hombre con mochila ligera y un perro nos explica que cuando lleguemos a la altura de la laguna Altera nos tiremos al collado entre las rocas, y que si subimos directamente desde el collado al Mulhacén nos ahorraremos mucho camino…

Collado y subida directa, no la haremos.
Collado de Siete Lagunas y subida directa al Mulhacén, no la haremos, es corta pero muy peligrosa con grandes mochilas.

 

Es un suicidio,  es piedra suelta muy descompuesta y en vertical, ya nos los advirtió Jose María, con mochilas de quince kilos,(diez y seis la de Migue), un resbalón y caeríamos todos para abajo sin freno, y al final hay una repisita que se las trae…,el Vasar nos llama, las sirenas de los precipicios volverán a nombrar nuestros nombres, con sus voces templadas de brisa y distancia…

Dejamos la doble cima de La Alcazaba y descendemos por sendero fácil hacia el peñón, que cerca de él se convierte en ladera con tierra suelta y grandes rocas algo peligrosa de resbalones y caídas.

Notamos un poco el esfuerzo de la subida, voy de nuevo delante, bajamos hacia Siete Lagunas…

  image00174

LA subida directa al MUlhacén desde el peñón del Globo.
El Mulhacén desde el pie del  Peñon del Globo.
penon-del-globo-y-siete-lagunas
Peñón del Globo y Siete Lagunas.

Nos hemos perdido un poco en el laberinto de rocas que hay antes de bajar a la laguna, que tiene agua, pocas veces la vi con ella…

image00182

La subida asusta, arena y todo muy empinado, hacia el collado salimos, yo delante y recordando el enlace hacia el Vasar, será fácil, estuve con Joaquín hace dos años y el venía cojo perdido, algún barranco vi, y me gustó el mirarlos, poco a poco vamos llegando arriba, nos cuesta mucho, la arena es muy resbaladiza y notamos el cansancio y la tensión de la subida a la Alcazaba…

image00189 image00187

Estamos en el Collado, demasiado frío, Maese Viento azota fiero, no quedamos prendado de la vistas de la mole del Veleta y a nuestros pies en vertical desmayo tenemos la laguna de la Mosca, que desde aquí apenas podemos ver. Bajamos, dejamos a nuestras espaldas las vistas de Siete Lagunas y comienzo a buscar la pequeña silueta del Vasar del Mulhácen…

image00034image00036

El Vasar es una senda casi invisible al ojo, que sobre las paredes verticales del Mulhacén, se retuerce y asienta para ir cruzando uno a uno, todas sus caídas de abismos y profundidades por su cara norte.

Así que, como la compañía del anillo nos dirigíamos hacia nuestro destino, ya veía un hito marcando su comienzo, Antonio no está convencido del todo, no le gustan los precipicios e intuye que le voy a meter en la boca del lobo…,no se equivoca, pero luego se alegrará,…cuando estemos al otro lado  sin apenas esfuerzo físico…

Miguel Angel y Antonio se sientan al principio del precipicio del Vasar a descansar, sigo andando y aprovecho para tomarles fotos desde lejos para que se vea la inmensidad de la montaña…

image00192 image00193 image00194 image00195

Les espero, sus caras lo dicen todo, desconfían de mí a pesar de que les juro y perjuro que no hay ningún paso peligroso en todo el trayecto y es una autopista para niños y ancianos, y que se puede hacer a pata coja…

Es verdad, el vasar no es difícil, solo que como ocurre tantas veces en la montaña, allí no tienes el problema de romperte una pierna si te caes…,mas bien, se te acaban todos los problemas…para siempre. Pero al menos tienes pared para agarrarte, cosa que no ocurre en las crestas, y no es poca cosa…

Me dicen que no me separe mucho de ellos, me cuesta, quiero hacerles fotos cruzando los abismos, luego me lo agradecerán…, esto no se hace todos los días…

image00205

 

La primera parte del Vasar desde Siete Lagunas es más parecida a las de la Alcazaba, con una gran repisa que te da confianza, pues parece más lejana la caída…, vamos haciendo poco a poco todos los recovecos hasta llegar al gran regalo de los duendes de los acantilados…, la fuente del Lobo…

 En medio del Vasar, mana un chorro gélido de la roca, que araña verdoso el gris, tomamos agua y al coger mi bolsa de hidratación se me cae el tapón de goma protector de la boquilla,…uno, dos, tres,…botes, el cuarto bote, … cuatrocientos metros más abajo,… en la laguna de la Mosca.

 image00209 image00210 image00211

Nos falta la mitad, les digo  que hemos pasado lo peor, pues antes de la fuente hay un paso de tierra un poco comprometido, pero lo más impresionante en abismos está por llegar…, mejor no mirar adelante, pues parece imposible el paso…

 image00217

Está muy bien señalizado y marcado, ha mejorado mucho desde la primera vez que lo hice hace 7 años…, si te pierdes por aquí, te tienen que sacar en helicóptero…, hay que mirar bien.

Vamos pasando pared a pared, por el senderito que de manera increíble se quiebra y tuerce buscando  un hueco en la pared para que tus pies se acomoden en apenas 30 centímetros, sobre la nada…

Y curva tras curva, vamos avanzando y yo fotografiando…

Ya llegué al collado,… Maese viento de un fiero empujón casi me tira de boca;

 

  • » Maese Viento, a qué viene ese ímpetu, si hubieras soplado en la otra dirección…, igual ahora estaría  encontrando el tapón de goma que se me cayó…

  • Humano… Eres el más necio entre los necios, de los grandes necios de la necedad,  que jamás hubieran poblado vuestro necio mundo, de humanos necios…

  • Una vez más, me dejas perplejo…, Maese Viento. ¿ A qué se debe tu arrebato?

  • Esta noche me preguntabas entre lamentos quejumbrosos, ¿dónde buscar inspiración…?

  • Pues sí, Maese…algo recuerdo,…creo.

  • Pues date la vuelta y mira…, y no sólo con tus necios y ciegos ojos.

 image00233

Es una pared de entre las rocas,

es una laguna en verde bañada,

es una cumbre de sueños tocada,

es un abismo de miradas y caídas…,

es un silencio que despacio llena…,

y te quiebra y te toca,

sin tener dedos…,

y te abraza y te aprieta

 sin tener brazos…,

por todo tu pecho…

Es así, así es…,

el calor del sol rozando suavemente tu piel,

el murmullo de la  brisa susurrando tu oído,

el frescor del aire llenando pleno tus pulmones,

el tintineo del arroyo saltando de brillo en tus ojos,

el polvo del camino llenando tus pies en cada paso…

sí…,

…eres tú,

…mi inspiración.   “

 

Soltamos las mochilas, estamos por encima del Collado Cervatillos, vamos hasta arriba del Mulhacén en clase turista, por las veredas que sube todo el mundo,por la cara oeste del Rey de las cumbres, Antonio ha salido para arriba como una exhalación, tiene que soltar adrenalina…, su afinidad por  los precipicios es diferente a la mía, yo quedo el último con mi retina teñida de precipicios y abismos, sigo disfrutando de lo pasado…

 image00239

Sin prisa y sin pausa llego arriba, Antonio llegó hace rato, hay dos chicas y un muchacho, haciéndose fotos, hacia el veleta, Antonio está arriba  junto al geodésico, de repente escucho un golpe…,es una chica que parece que se ha caído al bajarse de una roca donde se estaba retratando…

Antonio que ha visto la caída, muy aparatosa, se ha acercado corriendo, yo también, ha caído de cabeza, ha sido un milagro que no se diera en ella.

La chica de llama María y es argentina, se duele de la rodilla, ha sido un susto,…grande, nos veíamos llamando al helicóptero, aquí en lo alto del Mulhacén es fácil evacuar,…nada parecido al vasar que acabábamos de cruzar.

Antonio les deja sus bastones para la bajada, y ellos comienzan a hacerlo, nosotros seguimos disfrutando de nuestra nueva cumbre, mientras el sol declina…

image00240 image00242 image00245

Fotos y fotos, hace frío, toca bajar…, en la bajada alcanzamos a las chicas, van despacio y me quedo con ellas.

image00247

María lleva un año en Granada, está trabajando en la universidad, Roberta es Italiana, pensé que era también argentina, lleva diez años por aquí y curiosamente acaba de terminar medicina en Granada…ha sido la última promoción que terminó en la facultad, ya abandonada, desde este año, de la avenida de Madrid, donde estudiamos Antonio, Carlos y yo…, me llueven los recuerdos mientras converso con ellas, son muy simpáticas,cálidas y joviales, a la montaña siempre viene lo mejor…

Nos acercamos al collado a por mi mochila, no está, se la ha bajado Jair el chico colombiano que iba con ellas, se había adelantado con Antonio y Miguel Angel, seguimos hablando animosamente de muchas cosas…, les prometí un rincón en mi relato y una foto…,saluditosss, chicas.

 

Roberta, yo y María. Y el Mulhacén nos observa...
Roberta, yo y María. Y el Mulhacén nos observa…

 

El refugio de la Caldera está hasta los topes de personal, ellas se quedan allí, nosotros iremos al refugio Pillavientos, siempre más solitario y apartado.

Seguimos la pista dejando atrás la mole del Mulhacén, anochecido de sombras e incipiente de sueños y estrellas…

 

Estamos en el Pillavientos, vuelvo a él tras nuestra aventura nocturna por la nieve que no tengo intención de repetir…, estamos muy cansados, el día ha sido memorable, no hacemos ni una foto, Miguel Angel pese a sus dificultades físicas ha aguantado como un jabato todo el día, y Antonio ha caído muerto en su saco de menos quince grados…,va a criar pollitos esta noche…

Powered by Wikiloc

6 Respuestas

  1. María Vallejos

    Fran!!!! Qué emocionantes historias!!! Gracias por el lugarcito en el blog 🙂 También por acompañarnos en la bajada! Mi rodilla 10 puntos, tan solo un golpe. La semana pasada entregué la tesis y estoy reconectándome al mundo…
    Abrazo grande y nos vemos en otras cumbres!

    • Fran Pascual

      María me alegro doble, por tu rodilla y por tu tesis, el susto fue grande… Como le he dicho también a Roberta si algún día os animais de ruta por las Sierras de Graná,ya que te estás reconectando al mundo, conozco muchos rincones preciosos y voy con frecuencia a Granada a ver la familia, por Facebook estoy localizable y por wikiloc también. Ha sido una alegría y un gran placer compartir con vosotras un ratito de montaña…Besosss

  2. Roberta

    Que lindo relato! Fue un placer encontrarlos y compartir un poco de su aventura!
    Gracias por compartir pensamientos, fotos, e información práctica, muy útil. Seguramente echaré un largo vistazo a esta página para las próximas vueltas por la sierra!
    Muy buena la foto y el relato de nuestro encuentro en el Mulhacén, jejeje, me dió mucha alegría recordar esos momentos. Un fuerte abrazo, y que sigas pisando muchas cumbres más 🙂

    • Fran Pascual

      Hemos cumplido nuestras promesas, yo la de sacaros y vosotras las de comentarme…,que está el blog muy serio si no se comenta. Gracias, Roberta, fue un placer el rato cortito que estuve con vosotras. Si tenéis Facebook, pisandocumbres está en él, y mi facebook es Fran Pascual León por si algún día voy por Graná y encarta hacer una salida por la Sierra, que me apunto a todo…Besosss.

  3. Carlos Prados

    Refugio Villavientos, que no Pillavientos, uno de los lares de Maese Viento. En las fotos se ve sencillo el canuto y sobre todo el basar, pero por ahora, no iré a comprobarlo aunque mis retinas se pierdan esa sobrecogedora imagen.
    Un besico

    • Fran Pascual

      Carlossss, que según la cartografía oficial del Instituto Nacional Geográfico es Pillavientos, y así lo recogen los mapas de la federación andaluza de bla,bla,bla….que allí te vuelas y pillas todos los vientos…Y el Canuto y el Vasar son para ir a pata cojaaaa, un abrazo muy fuerte querido amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *