El Aneto tras el Puente de Mahoma, cuando tu humildad  te lleva más allá de tus límites…

publicado en: Pirineos, Rutas | 2

“Y allí donde sale el sol se halla  la cumbre, y a lo lejos se divisa por encima de las nieves.   Y  sabes que al final de camino está el Puente de Mahoma, que según cuenta la leyenda está custodiado por dos abismos  de caída  fría e infinita…    Y su paso es estrecho  como el filo de una cimitarra,  y  por allí sólo cruzarán los justos de mente y corazón, pues  los  demás se quedarán  a las puertas del paraíso…” Y cuando la noche cayó sobre mis ojos, pesadamente los taparon del dolor que me rodeaba por todas partes como queriendo romper el cielo,  partir los minutos, quemar … Continuar

La Covacha desde el Refugio del Brezo. Cielos, nubes, rocas, prados,  arroyos…,  reviviendo tu niño interior.

publicado en: Gredos, Rutas | 2

Y un buen día cuando tenía cinco años, le pedí a mi yo adulto que nunca olvidara a su niño interior, aquel que ríe, disfruta, sueña y vive con ilusión cada minuto de la vida, cada instante con la curiosidad de descubrir un mundo nuevo, un mundo vivo y hermoso en el que ser feliz…, pero realmente no fue así… Llevaba demasiado tiempo sin hacer lo que me gusta, dos problemas de salud, el último que pudo ser muy grave, me habían demostrado una vez más lo importante que es vivir cada momento de la vida como si fuera el último, llevaba mucho tiempo sin hacer grandes cumbres y mi … Continuar

En el Cerro helado del Estecillo, cuando los hielos y las oscuridades te hacen vivir…

publicado en: Gredos, Rutas | 2

Y cerrar los ojos…, y cerrarlos. Querer abstraerse del presente, aquel que parece  traer daño y más daño, aquel que a veces parece silenciar los sueños y esperanzas de una sociedad perdida con dirigentes que parecen caricaturas de monigotes de paja, que sólo buscan ser guiñoles de los señores de la codicia, para mantenerse en el escenario aunque  conviertan la obra de una comedia en una tragedia… Gran daño me hizo la lesión en mi pierna hace dos meses, una trombosis, que según los libros podría haber sido mortal, pero en ningún momento lo sentí ni lo presentí así, y no sé si yo soy el que se equivoca o … Continuar

En las trepadas de los Asperones y las destrepadas del arroyo Malillo…, sobre la muerte y las muertes…

publicado en: Gredos, Rutas | 2

El verano se apagó…, y sus días de luces y calor se fueron ahogando poco a poco,… en silencio, sin palabras, sin  apenas recuerdos salvo aquellos de las  sonrisas borradas  de mascarilla, perdidas tras la tela, tapadas sin sonido, desvanecidas bajo los rostros sudorosos  por el calor, impersonales, sin expresión, sin esperanza, sin un atisbo de luz en sus ojos, ojos perdidos en el sueño imposible de  los besos y abrazos, …del calor de los seres queridos, que quedaron tan lejos…, tan lejos  del tacto humano, del calor de la piel, del sentimiento de cercanía, …que nos ha robado el virus de los señores oscuros, los señores de la codicia, … Continuar

En la pirámide del Palas. La cúspide de las trepadas y miradas infinitas…

publicado en: Pirineos, Rutas | 2

Pues yo voto por el Palas… Dije cuando me tocó mi turno mientras cruzaba los dedos para que el resultado de la votación fuera lo que yo deseaba, y esta vez, con todas mis fuerzas… Y allí estábamos, en el salón de recreo del hotel Mariana de Tramacastilla de Tena, para decidir qué cumbre subiríamos, las opciones que nos había dado Toño ,el jefe, eran el Balaitous y el Palas, inicialmente había planeado subir los dos, pero era materialmente imposible después de las dos palizas que nos habíamos dado los dos días anteriores. Eran las once de la noche, acabábamos de bajar de los Infiernos, mis Infiernos, la cumbre en … Continuar