Olvidar. 4. Tristeza de mar…

publicado en: Poemas | 2

Y cada amanecer

bajo a la playa

y comienzo a andar

sobre las frías arenas…,

mirando las gaviotas

que vuelan tan alto,

hasta que mis pasos

zozobran por el cansancio,

y entonces me siento

bien cerca de la orilla.

 

 

Olas de mar,

que rozan mis pies,

rumores que rizan

las arenas esparciéndose

con fresca ternura;

sus ojos garzos.

 

 

Brisa de mar,

sueño inocente

que enreda

mis cabellos,

entre sus brazos;

sus dedos níveos.

 

 

Espuma de mar,

almíbar salado

que corretea

para perderse

entre el dorado;

su sonrisa alba.

 

 

Murmullos de mar,

suaves melodías

que cosquillean

levemente el alma

de mis oídos;

su voz cadenciosa.

 

 

Agua de mar,

que llena mis venas,

lágrimas de pez

extraviado

en la oscuridad;

su aliento perdido.

 

 

Tristeza de mar,

gaviota sin alas,

velero sin velas,

nube sin viento,

día tras noche…;

…sin tener vida.

2 Respuestas

  1. Fran Morales Fuentes

    Fran, tocayo, un saludo y un gran abrazo.
    Muy bonita esta serie de poemas que nos has regalado.
    Espero que el confinamiento no haya mermado demasiado tus facultades y que ya puedas hacer alguna actividad al aire libre. Nosotros ya hemos ido a caminar 2 veces a la montaña, y hemos hecho deporte en casa todos los días, pero psicológicamente ha sido muy difícil de soportar la cárcel.
    Espero que nos veamos pronto.

    • Fran Pascual

      Holaaaaa, Tocayo. Encantado de volver a saber de ti…, todavía no he pisado la montaña y se me está haciendo larguísimo. He aprovechado este tiempo de soledad para arreglar cuentas pendientes conmigo mismo y tratar de curar el alma, las heridas del pasado tienen que cerrar para avanzar al futuro, así que sanando estoy…, y deseando alcanzar nuevas cumbres y cimas a ver si en una de ellas nos encontramos…, un abrazo amigo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *