Con Montañeros de Monfragüe en el Perdiguero. Cuando un mar de bloques de granito se interpone en tu camino. La historia de Culibillas (7, 8 y 9).

publicado en: Pirineos, Rutas | 5

Y en el día de Santiago, el 25 de Julio, llegaba lo que tanto había esperado, la subida al Perdiguero, el último de los tres grandes de Benasque (Aneto, Posets y  Perdiguero) que me faltaba, haría mucho calor una vez más y sólo nos apuntamos seis personas, Domingo, Gauden, Javi López, Álvaro, Teresa y yo…, Fran Pisandocumbres…, el bloguero de las montañas.

En el día anterior la subida  al Aneto había hecho estragos en el grupo, muchos se dieron la vuelta y algunos llegaron, creo que unos nueve o diez, perdí la foto del grupo del “whatsapp” donde se veían en la cumbre, yo ni lo intenté, me fui a la osteópata para intentar arreglar la rodilla derecha para hoy,  el Perdiguero.

No estaba teniendo fortuna en el campamento de los montañeros de Monfragüe, el primer día me dañé la rodilla derecha, el segundo casi me quedo cojo del pie izquierdo por la bota que la tenía deshidratada por haberla dejado dentro del coche en plena ola de calor, pero le encontré solución, la crema hidratante del hotel que te ponen en el cuarto de baño me sirvió para este fin, bañé literalmente la bota  en crema y la dejé más de 24 horas reposando, quedaron como nuevas, lo que es un decir pues las rescaté de su jubilación  y no tenía intención de usarlas en estos días.

Esperaba de hoy diferente suerte, que pudiera hacer el perdiguero sin ningún contratiempo, Javi López lo había hecho varias veces y decidió llevarnos por Remuñe, que para él era la subida más bella.

Quedamos a las siete de la mañana para desayunar, pues estábamos todos alojados en el hotel Benasque, nos llegan las noticias de que Teresa no viene, está muy cansada del Aneto de ayer, se quedará con el grueso del grupo que a las nueve irán al valle de Remuñe en plan senderista.

Nos vamos los cinco en el coche de Gauden,  Álvaro nos dice que no tiene ganas de bloques que se quedará en el valle haciendo fotos y disfrutando así que nos acompañará un rato,  salimos del pequeño aparcamiento, Javi López el primero, Domingo, Gauden, y yo, así estaríamos en las casi diez horas de ruta que tardamos, y Álvaro detrás de los cuatro el tiempo que nos acompañó.

Javi tenía razón, el valle de Remuñe  es precioso, nos adentramos en un pinar, y tras tener que azuzar a unas vacas para que se apartaran, subimos por un prado empinado que nos deja junto a una bella cascada que sale a nuestro encuentro bañada por el sol matinal que a nuestras espaldas nos permite las fotos…

Unas flores violetas colorean nuestro paso y tenemos que ascender junto a la pequeña cascada que ruge en temprana voz líquida, la rodilla no me va molestando casi nada, la osteópata hizo bien su trabajo, Álvaro va “haciendo la goma” pues se para continuamente a hacer fotos, nosotros cuatro vamos a un ritmo alegre…

 

Hemos pasado la pequeña garganta por su lado derecho sin dificultad y se abre ante nuestros ojos el valle de Remuñe, de frente tenemos una nueva garganta franqueada por una colina con forma de pan de azúcar, y detrás a lo lejos podemos divisar  la Forca de Remuñe, que con su casi tres mil metros nos espera al final del valle.

 

Aquí nos asalta el agua por todas partes, caen regueros y pequeñas cascadas que vamos admirando a medida que nos salen a nuestro paso, estoy disfrutando mucho hoy de la ruta.

Cruzamos una llanura de prado y nos vamos acercando a la gran garganta que se interpone en nuestro camino.

Nos adentramos en la garganta por su margen derecha que se estrecha cada vez más, nos encontramos una bella cascada y Javi López se presta a fotografiarnos,pero le da la botón de video.

 

Ahora tenemos que cruzar el río, no quiero ni pensar cómo sería este cruce en mayo o en junio…

 

Al grabar el vídeo me he quedado un poco rezagado, tenemos una pequeña trepada por la margen izquierda, ahora voy el último, otra trepada y estoy a la altura de Álvaro que me espera, hemos pasado la garganta, se abre ante nosotros una rocosa llanura con forma de circo.

Y entonces ocurre el desastre, tras la última trepada tengo que bajar unos metros para retomar la senda, miro a ver por dónde van los tres de la cabeza y no me doy cuenta que  la gran roca en la que me subí es inestable…, empieza a caer la roca deslizándose ladera abajo y yo encima haciendo “rocasurf”, al tratar de bajarme  me caigo sobre mi lado derecho y en el colmo de la mala fortuna la gran roca me cae encima golpeándome mis piernas, me he hecho mucho daño en mi cadera derecha, el dolor es muy intenso, y la roca me ha producido  dos heridas en las tibias  que están sangrando, Álvaro se  me acerca preocupado, los de adelante ni se han enterado, la caída ha sido de 4 o 5 metros hacia abajo,…creo que no me he roto  nada, pero cuando me vaya enfriando lo sabré de verdad…

Álvaro para  a coger agua en el río, yo sigo hasta alcanzar a los de adelante, el dolor es muy intenso, pero quiero seguir andando, una pequeña caída no me privará de subir al Perdiguero, llevo años soñando con él y su mar de bloques que suponen una prueba mental para todo montañero…, estoy preparado, con dolor o sin él, me da igual. Javi nos dic que es el momento de reponer agua pues después puede escasear, Domingo se acerca al río…

Esperamos a Álvaro al final del valle, tendremos que subir por la izquierda, aquí nos separamos pues empieza lo difícil y Álvaro no quiere hoy bloques…

Comenzamos a subir por un prado muy empinado, no puedo seguir el ritmo de los tres tras la caída, me duele mucho la cadera derecha, las heridas de las piernas no me han sangrado mucho, son arañazos un poco grandes, no necesitarán puntos…

El  trío de la cabeza me va esperando continuamente, Javi va buscando el camino entre hitos de piedra, cada vez hay más rocas, hemos salido a un circo  que está culminado con el pico de Remuñe que dejaremos atrás y a la izquierda, bajo él están las Ibones  de su nombre que no llegaremos a ver pues pasamos por debajo al cruzar la garganta.

Se vuelve a empinar la cuesta, grandes rocas sueltas y otras lisas raspadas por el glaciar se interponen en nuestro camino, me he vuelto a caer, esta vez de boca, me falla el apoyo de la pierna derecha, un poco más adelante me vuelvo a caer, tengo que  ir más despacio, en una caída me puedo hacer demasiado daño…, lo estoy pasando mal, ellos siguen adelante y cuando no me ven se paran a esperarme…

  • Parece que hoy no es tu día humano, tu necedad te impide desistir en tu empeño.

  • Maese Viento…, no estoy hoy para bromas, aunque no me vendría mal una armadura de esas de los soldados de Balaitous para subir por aquí, me voy golpeando con todas las rocas.

  • Tu terquedad te ha hecho escoger el dolor, aquel que os hace humanos, aquel que os hace débiles o fuertes…

  • Sabes bien, Maese, que subiré aunque sea a gatas, no me importa el dolor…, pero cuéntame, Maese, que pasó con Balaitous, la encarnación de Olivier, el Ser Oscuro que fundó el mal en la humanidad…

  • Vas a tener suerte, humano, como premio a tu perseverancia te contaré la historia de Olivier, el señor Oscuro de lo que vosotros los humanos llamáis el mal…

          7. Olivier.

Hace tanto tiempo que apenas lo puedo recordar, tanto que mi aliento volaba libre sin sitio donde aterrizar, sin nada a lo que poderme acercar, sin nadie a quien susurrar en oídos, ni rozar cabellos…, tanto tiempo, tanto,…que las noches y los días eran siempre fríos, y los meses y las estaciones no existían.

Por entonces Luna era una cometa radiante y jubilosa, surcadora tenaz de los espacios siderales…envidia de planetas, codicia de soles, esperanza de polvo de estrellas,… lo más hermoso del sistema solar.

carcharoth_by_taenaron

Luna se impulsaba grácil y libre por todos los rincones  del sistema solar y visitaba llenando con su luz blanca los más  oscuros confines del espacio, todos los asteroides de la oscuridad envidiaban su luz y tramaban como apropiarse de ella para sí mismos.

En una ocasión en las proximidades de la nube de Oort, en lo más distante al sol, el asteroide Érebos, el  más oscuro y siniestro del sistema solar quiso tomar a Luna por sorpresa para arrebatarle su luz, pero Sol conocedor de este hecho con sus destellos iluminó el acercamiento de Érebos  sobre Luna y  ésta pudo esquivarlo por muy poco, pero en la maniobra fragmentos  de materia oscura  del asteroide se adhirieron  a la superficie  de Luna, quedando su superficie manchada de esta materia.

Y cuando Tierra quiso ser Madre, historia que ya he relatado al humano que transcribe mis palabras , Tierra utilizó  música para embelesar a Luna para que se acercara a ella, con el fin de que ella aceptara ser su hija, pero se acercaron tanto que casi colisionaron y entonces  Luna quiso volver al espacio al verse presa en la órbita de la Tierra, cuando Luna empezó a  huir de su abrazo, Tierra se conmovió y lloró de dolor,  y de esas lágrimas surgió el mar que cubrió casi toda su superficie. En  este mar  nació la vida que ahora habita en Tierra, pues de su amor y de su dolor surgió la vida, pues no hay vida sin amor y dolor, y desde entonces Tierra es Madre Tierra que acoge con su Amor a todos los Seres que la habitan. Estos Seres fueron evolucionando hasta aparecer vuestra raza, la que suponéis que es la más inteligente  de las que han poblado Madre Tierra, aunque yo no lo tendría tan claro, si fuera vosotros…

earth-planet-at-night-city-lights-from-space-solar-system-besthqwallpapers.com-

Pero Luna al separarse de Tierra dejó trozos de su ser adheridos a Madre Tierra, y algunos de estos  fragmentos más íntimos al entrar en contacto con la energía de Madre Tierra cobraron vida, de estos fragmentos de Luna surgieron los Seres Mágicos, impregnados del Amor de Madre Tierra  e hijos de Luna, pero también se quedaron adheridos  en la Tierra fragmentos de la materia oscura de  Érebos, y de éstos  al contacto con Madre Tierra surgieron los genios y los demonios, impregnados de oscuridad y dolor.

En lo que los humanos llamáis el bien  y el mal, la eterna lucha entre el cambio y la permanencia, el amor y el odio, la vida y la muerte.

Inicialmente la humanidad estuvo bajo la tutela de los Seres Mágicos, que velaban por la armonía y el equilibrio, pero un ser maligno, el príncipe de todos los Seres Oscuros rumiaba en la sombras la manera de liberarse del influjo protector de los Seres Mágicos.

Olivier, el mayor de los Seres Oscuros, fue el primero que tomó vida en el interior de la tierra, se forjó de la materia oscura más pura, y en su oscuridad este ser no conoció jamás el amor en ninguna de sus múltiples formas, y  su ánimo lo dominaba el miedo, el miedo a toda luz y a todo sentimiento de amor y entendimiento, este miedo se fraguó en las profundidades del abismo de su pecho convirtiéndose en odio, la corrupción del amor, el sentimiento más poderoso del Universo después del Amor.

the_devil__s_eyes_by_nataliehijazi

Olivier adiestró en la fuerza del odio a sus hermanos más jóvenes, Satanás, Belcebú, Seth, Olisha, Soul, y otros muchos, luego estaban otros seres menores que servían a los príncipes y princesas del mal.

 

Y Olivier consiguió emponzoñar de Amor humano a las Tres Fadas más poderosas, que al volverse humanas perdieron sus poderes de contención, quedando Olivier y sus hermanos libres por la tierra trayendo la codicia, la envidia, la soberbia y la guerra, que es el resultado de la conjunción de la codicia y la soberbia. Olivier enseñó a los hombres a amasar infinitamente  posesiones sin fin alguno, nada más que el de empobrecer a sus congéneres, y se situó al mando de ejércitos  para extender el dolor, el miedo, el sufrimiento y la esclavitud entre los Seres Humanos , para ello adoptaba múltiples formas humanas que mantenía durante un máximo de  80  años, y luego volvía a transformarse en la siguiente generación, su forma en la actualidad era la del señor de la guerra, Balaitous, y sus ejércitos controlaban todos los rincones de los Pirineos, y en el resto del planeta sus hermanos se abrían camino entre la humanidad, dispersando el dolor y el odio.

Y así es como Culibillas, la portadora del Amor de las Tres Sorores era la única que le podía detener…, pero ella no lo sabía,…todavía. 

forest_elf_by_elenadudina-

 

Me han vuelto a esperar, vamos a cruzar otra llanura, esta vez en la parte más alta de la montaña, las rocas siguen dificultando nuestro paso y además ahora empezamos a encontrar nieve…

Se paran a hablar con una mujer que nos adelantó y viene ya de vuelta, yo no me puedo parar pues no me gusta que me esperen…, y me dirijo a un gran nevero con tan mala fortuna que al pasar junto a una roca caigo en un hoyo…, me quedo sentado en el hoyo,… no  sé si reír, llorar, o tirarme directamente por el barranco, vaya día que llevo, parece que Olivier se ha conjurado contra mí para que no suba…, pero soy Tauro, y subiré aunque lo haga arrastrándome por el suelo…

Ya me alcanzaron, voy otra vez a la zaga, tenemos a nuestro alcance la Forca de Remuñe, la pirámide que veíamos tan alta desde abajo, ahora es más hermosa si cabe…

Cruzamos una llanura rocosa dejando la Forca detrás y ante nuestros ojos aparece el Hito Este del Perdiguero, Javi nos adviertió que no es la cumbre, está mucho más allá, bajo él está el Ibón Blanco de Literola mirándose en el cielo azul, me he caído de nuevo, he perdido la cuenta, la suerte es que ya voy aprendiendo a caer para no hacerme mucho daño…

Tras comer un poco bajamos al Ibón, lo hacemos por el Portal de Remuñe, una canal que  nos lleva  directamente al lago, fastidia bastante tener que bajar para luego subir pero es así, se ven montañeros subiendo por la ladera de enfrente, es un gran mar de bloques enormes de gran pendiente que desde aquí parece interminable, me impresionaría en condiciones normales, hoy estoy en modo heroico, no me asusta nada…, ni siquiera el dolor.

Me voy quedando más rezagado, al bajar me duele la cadera, la rodilla, las piernas…, mejor que diga lo que no me duele, acabaría antes, me esperan en el Ibón Blanco que está flanqueado por nieve.

Lo cruzamos y en poco estamos entre los bloques, ellos siguen a su ritmo, yo arrastrándome como puedo, los voy perdiendo continuamente de  vista  y al mirar para ver dónde están me caigo pues mis piernas no son seguras…, he decidido agachar la cabeza y subir a mi ritmo sin preocuparme de nada, sólo de seguir los hitos, bastante tengo con soportar el dolor…

Bloques, bloques, bloques, bloques, bloques, bloques, uno tras otro, y otro, y otro, le voy cogiendo el gusto, creo que he nacido para soportar este castigo psicológico, aunque no esperaba hacerlo cojo y magullado…

Aquí hay muchos montañeros que vienen de vuelta, ellos me han esperado en la cuerda donde comemos algo, todavía nos queda mucho hasta llegar al hito Este y desde allí se verá el perdiguero…, han salido delante y en poco los he perdido de vista, ya no los veré hasta  la cumbre…

Desde el Hito Este todo es más fácil y disfrutón, es casi llano y las vistas son impresionantes, desde aquí se divisa el Perdiguero y muchas montañas, casi se me ha olvidado el  dolor, hasta grabo un video…

 

Me falta la cresta para llegar, sigo a lo mío en modo heroico, la verdad que pensaba que iba a tardar más en las condiciones tan deplorables  que estoy avanzando, ahora es muy entretenido, tengo algunas trepadas, al menos los brazos los tengo bien,…por ahora, me queda un empujón.

Estoy llegando Javi me está esperando, no me  puedo creer que  haya llegado…

 

Hay mucha gente, la mayoría son Franceses y Vascos, nos hacemos fotos y fotos, me ha costado mucho subir, poco más de cinco horas y media, pero la satisfacción es enorme, nos sentamos al resguardo de Maese Viento a comer algo, respiro profundo, trato de relajarme, ahora viene lo difícil, bajar con las piernas como las tengo, temo caerme y hacerme demasiado daño…, le hablo a mi cadera, luego a mi pierna izquierda, y al final a mi pierna derecha la que tengo peor, les doy las gracias por haberme traído hasta aquí, les explico que no hace falta que me duelan pues iré despacio con cuidado y es necesario que ellas entiendan que tenemos que salir de este lío y les daré reposo cuando estemos a salvo…

Grabo otro video explicativo, esta vez estuve bien etiquetado, sobre todo  de la frente…

Empezamos a bajar los cuatro juntos por la cresta, las vistas son impresionantes, vemos de frente las Maladetas, nos vamos haciendo fotos y fotos, estoy disfrutando ahora mucho en este momento que vamos juntos, hasta grabo un video…

 

Se acaba la parte de la cresta horizontal, empieza la bajada fuerte, trato de seguir su ritmo, pues no me gusta ir solo, me he vuelto a caer, esta vez de espaldas…, he tenido mucha suerte, he caído encasquillado entre grandes rocas, no me he golpeado, me podría haber hecho mucho daño, mi seguridad es lo primero, tengo que ir más despacio, no hay otra posibilidad…

Estamos bajando los grandes bloques sobre  el Ibón blanco pero iremos a la derecha  buscando el valle de Literola para no volver por el mismo sitio, de nuevo los voy perdiendo de vista poco a poco entre los grandes bloques…, aquí en la cresta suena la voz de Maese Viento, fresca y suave…

  • Y hoy parece que no lo estás pasando bien, humano. Te has afincado en tu dolor…

  • Maese…, hago lo que puedo, mis piernas apenas responden, en cada paso temo caerme y que se complique más la cosa…, estoy concentrado en poder salir de aquí,…Maese.

  • Entonces no es tu deseo que siga contándote la historia de Culibillas, humano.

  • Por favor, Maese, sigue haciéndolo, ya estoy resignado al dolor y mi resignación lo mitiga bastante, me dijiste una vez que  se puede elegir lo que uno puede sentir.

  • En lo cierto estás, humano, y si es tu deseo escuchar…, hazlo pues.

  1.                            8. La Revelación.

El amor y el dolor, el dolor y el amor, son los dos sentimientos que más atrapan vuestras humanas mentes, pues vuestros corazones  son blandos y deleznables a veces y otras son fuertes y valientes dependiendo de lo que llenéis vuestro sentir…

Culibillas estaba aterrada de pensar que Balaitous y Olivier eran la misma persona y su ánimo se fue envolviendo en un manto gris de tristeza y melancolía, sentada bajo la lluvia de sus sentimientos al borde de un abismo de oscuridad.

make_it_rain_by_catherinecruz

Anayet  y Arafita seguían tras la seguridad de su fortaleza roja bajo la montaña, temían que llegara el invierno, pues allí sería muy frío y duro, pero no podían abandonarla pues los hombres de Balaitous la vigilaban día y noche, y en campo abierto serían presa fácil para el numeroso  ejército de Balaitous.

Mientras tanto Balaitous tras su nuevo fracaso, entró en cólera y tras haber arrasado la aldea de Anayet que estaba abandonada,  recorrió toda la comarca sembrando la muerte y destrucción en todas las comunidades que se cruzaron en su ira, necesitaba vengarse, necesitaba recuperar la confianza que le había arrebatado una simple mujer, y luego se retiró a su torre en la gran montaña, desde allí aconsejado por Sisbi, envió mensajeros a las tierras llanas para convocar la  infantería oscura, preparada para asaltar fortalezas , su nuevo plan era hacerse con la familia de Culibillas para obligarla a entregarse, el tiempo corría aún más en contra de Culibillas.

Y era de noche, noche de luna llena, Culibillas bajó de la Peña Foratata hasta un lago y empezó a caminar sumida en sus oscuros pensamientos, cabizbaja y mohína cuando de repente escuchó una voz;

  • Dulce niña mía de mis ojos, dónde vas tan triste y tenue, la luz de tus ojos se ha extinguido, y la sonrisa de tus labios se ha marchitado, hija mía, debes tener más fe en ti misma…

Culibillas se revolvió inquieta y se quedó mirando fijamente el lago,… lo que le hablaba era la imagen de la luna reflejada en el lago, otras veces había tenido sueños con luna pero nunca despierta.

water_mountain_moon_river_rock_stone_blue_lake-
  • Luna, Madre Luna, ¿estoy soñando o estoy despierta?

  • Estás despierta hija mía, ya va siendo hora que sepas toda la verdad.

  • Queréis decir entonces…, que yo soy la elegida, Madre…

  • Lo eres, tú serás la persona que devuelva el equilibrio al mundo de los humanos. Escucha, hija mía, hace muchas generaciones mis tres hijas, las Fadas de las montañas cuidaban de los humanos y éstos no conocían la codicia ni el odio, pero cuando Olivier, el Ser Oscuro, las emponzoñó con las bayas del árbol de la vida, se llenaron de Amor humano  y renunciaron a su inmortalidad.

Al final se suicidaron al despeñarse desde un abismo para no caer en manos de Olivier, pero antes tuvieron hijos y le dieron a cada hija primogénita un colgante con mi esencia lunar, en esos colgantes está mi poder mágico que se desatará en la elegida.

  • ¿Y por qué tengo yo dos colgantes, Madre?

  • Porque eres descendiente de Nieus por parte de tu madre, y tu padre  es descendiente de Selena…

  • ¿Selena?, no sabía nada de ella.

    Moon_Goddess_by_Aninur
  • Selena, mi dulce Selena, ella era la mayor de la Fadas, la más poderosa, pues su poder emanaba del Amor más puro. Ella era la luz que iluminaba a los humanos de noche, y con ella nunca hubo noche fría ni miedo en los corazones humanos…

  • ¡Madre Luna!¡ Por qué yo! ¿Por qué tengo que luchar?,… no comprendo la violencia, sólo soy una débil mujer en un mundo de hombres…, dijo Culibillas sentándose en la orilla y acercándose al agua para ver más de cerca el reflejo, mientras una lágrima huidiza se escapaba de su ojo derecho.

  • Culibillas, hija de Anayet y de Arafita, descendiente de Selena y de Nieus, tú eres mi elegida, tú serás la mujer que derrote al mal…

  • Pero si yo no tengo fuerza, Madre Luna, ni sé luchar…

  • Estás confundida, hija mía, es cierto que no tienes fuerza…, porque tú eres  la FUERZA,  en tu vientre de mujer se encuentra el mayor regalo que  Madre Tierra os dio a la humanidad, os dio parte de sí misma, la parte de sus entrañas más íntima y profunda, y en vuestra matriz  está el poder más poderoso del universo,…el Amor de Madre, ese Amor incondicional que todo lo puede.

  • ¿Pero cómo con amor voy a derrotar a un ejército de hombres armados hasta los dientes…?

  • Recuerda, Culibillas, que el Amor anida en los corazones  de todos los hombres pues salieron del vientre de una mujer…, cada cosa te será revelada en su debido momento, hija mía…, ten esperanza y paciencia.

  • Lo entiendo, Madre Luna, y si ese es mi destino…, aquí estaré yo, acato lo que el futuro me devenga y dejaré hasta mi última gota de sangre de mujer en conseguir un mundo mejor para mis hijos y para todos los míos…

  • Escúchame, entonces, pues no hay tiempo que perder, pues corre en tu contra, tendrás que ir al pie de la gran cascada con forma de cola de caballo donde perecieron las Tres Fadas y allí buscarás el fuego de las Tres Sorores, que te dará luz en la oscuridad…

Autor desconocido.

Me están esperando de nuevo al final de los grandes bloques, aquí hay que ir más despacio pues hay graba que me puede hacer resbalar, y está muy empinado para caerse de nuevo.

Nos encaminamos por un prado por encima del Ibonet de Literola y nos dirigimos directo al Perdigueret que poco a poco nos va saliendo a nuestro paso con su silueta escarpada señalándonos el camino al valle de Literola.

Más bloques, otra vez me quedo atrás y esta vez  no los veo por ningún sitio, me pongo a dar voces llamándolos, debí llevar el silbato, siempre se me olvida…, pero en seguida sale por mi derecha Javi, él es el guía  y soporte de la ruta y está siempre pendiente de mi evolución, comemos algo, tenemos que bajar al Ibonet, estoy bastante contento, no me he caído muchas veces bajando, creo que sólo dos o tres, y las piernas aunque temblorosas me van respondiendo y el dolor es bastante llevadero, el ignorarlo se me da bien, subí una vez al Taillón con una costilla rota y de los Infiernos  bajé  otra vez con tres costillas fisuradas y un tobillo  totalmente contusionado, caí cien metros por una pala de nieve…

Aquí hay un prado y puedo mantener su ritmo sin caerme, vamos juntos hasta la pedrera que nos dejará en el Ibonet, aquí de nuevo empieza el sufrimiento…

Vamos llegando al Ibonet, y aquí nos espera una gran sorpresa…, está Paca, también de Montañeros de Monfragüe, el haberla encontrado es una gran suerte, tiene el coche a la salida del valle de Literola, nuestro plan actual era que Javi se acercara a recoger el coche de Gauden andando por la carretera tres kilómetros más arriba, ahora Paca llevará a Gauden hasta nuestro coche. En el Ibonet mojamos los pies, hace mucho calor, según dicen, yo no lo noto, estoy muy concentrado en salir de ésta con las pésimas condiciones de mis piernas.

Nos dirigimos a la garganta por donde desagua el Ibonet, ahora somos cinco, pero sigo estando al final del grupo, ahora puedo ir más rápido, tengo la tranquilidad de caer sobre hierba,  cuando salimos el paisaje es un poco desolador, no hay ni un árbol a la vista, todo es prado, y el sol está apretando mucho, pasamos por una pequeña laguna, y tras esa laguna hay una bella cascada, ellos ni se volvieron a mirar, están muy agobiados por el calor y van muy rápidos, yo no siento ni pizca de calor pues siento…,dolor.

 

Me he quedado atrás y apenas los veo a lo lejos, aquí la voz de Maese Viento es un pequeño suspiro…

  • Maese, háblame por favor…, estoy cansado, solitario, dolorido y maltrecho…, enjuágame con tu voz de viento y limpia  mi sufrimiento…

  • No seas exagerado, humano, que no es para tanto, acaso quieres codiciar todo el dolor del mundo para ti, todos los humanos aprendisteis bien la codicia y no os separáis de ella…

  • Déjate de pamplinas, Maese Viento, ¡Codiciar el sufrimiento!, lo que me faltaba por oír, si algo codiciara, son tus historias que me alivian en este momento.

  • La codicia la llevas en tus genes, humano, no olvides que los Seres humanos sois descendientes de Olivier,  pero no es el único ser que era tocado por la codicia, escucha pues si ésa es tu codicia…

                    9.Harum.

Y vosotros los humanos vivís en un mundo donde la codicia es el orden, vuestras necias estructuras sociales, vuestros órdenes económicos, todo lo que forjáis en vuestro mundo tecnológico va regido por la avaricia, necios sois, pues cuando vuestro tiempo se acabe, marcharéis, y todo se quedará aquí…, pues nada es vuestro, ni siquiera el cuerpo que os contiene.

Y Culibillas se colgó en su cuello las dos piedras de luna y  montando en su unicornio había partido hacia la gran cascada de la cola de caballo dejando la seguridad de la Peña Foratata, durante días cabalgó por la nieve sin descanso, perseguida  en la distancia por los mejores hombres de Balaitous.

Anocheciendo llegó a la cascada, estaba todo nevado, esperó que estuviera todo oscurecido, pero no vio nada parecido a un fuego, todo seguía oscuro y sabía que no tenía tiempo, sus enemigos andaban cerca, subió a lo alto de una peña buscando la luz en la oscuridad, sin resultado, luego bajó, seguía en la oscuridad, empezaba a desesperarse, por más que miraba en todas las direcciones no encontraba el fuego de las Sorores que le había hablado Madre Luna, el tiempo se le acababa pues le darían alcance los soldados, y entonces se acercó  a la orilla del río que caía en fuerte murmullo de la cascada, pues el agua se debatía por pasar entre la nieve, y se sentó junto a la orilla del agua que fluye…

                  Y  entonces ella se mira en su reflejo

                                                                         de oscuridad,

                                    dudando  una vez más,

                    y mientras se mira en el leve reflejo de su luz,

                                      se acepta a sí misma,

                           y acepta la amargura que siente,

                                    y  se da cuenta  de que el Amor,

                                              como el arroyo,

                                         ….siempre fluye.

                   Y mirando su reflejo

                                                   en la oscuridad,

                  se da cuenta que la ternura que siente…,

                         es la luz en la oscuridad.

                   Y mirando su reflejo se percata de que…,

                          reconociéndose a sí misma…,

                  ELLA  es el fuego de las Tres Sorores,

                      y  que la ternura que siente,

                    enviará  la oscuridad bajo tierra…,

                       y puede que a Ella también…

                

                             Y entonces una lágrima

                         cae lentamente por su rostro…,

                                 cae en el aire,

                                         cae cristalina

                                               …desplomándose,

                            sobre las piedras del colgante

                                                                      de su cuello.

Y la lágrima de Culibillas encendió las piedras en la oscuridad, y un haz de luz salió hacia  la montaña e iluminó la entrada a una cueva que no había visto antes, las piedras de Luna le mostraban el camino…

Subió trepando por la roca hasta la cueva, y se introdujo en ella. La cueva era muy profunda y se fue adentrando en ella, la luz de las piedras le llevaba, y tras largo rato divisó una pequeña figura humana, sentada en un trono, sus arrugas delataban su edad, y cuando llegó abrió los ojos y le miró con gesto cansado…

iron_dwarf_by_sumerky
  • Bien has tardado, Culibillas, creí que nunca llegarías.

  • ¿Quién sois, pequeño ser? ¿Cómo sabéis mi nombre?

  • Soy Harum el Gnomo, el rey de las profundidades de la tierra, llevo esperándoos una eternidad…

  • Y qué me tenéis que contar, vuestra mirada es triste y vacía, os escucho, Harum el Gnomo.

Harum levantó su mirada del suelo y comenzó a hablar mientras sus ojos se ponían vidriosos.

  • Hace mucho tiempo, tanto tiempo como no quisiera recordar, vino a mí un genio llamado Olivier pidiéndome consejo, me prometió riquezas, más de las que nunca tuviera antes, y accedí a ayudarle, y  fue con mi ayuda como destruyó a las Tres Fadas,…yo soy la causa de que la muerte y la destrucción se instalara en vuestro mundo humano de la superficie…

  • Pero no sois malvado, lo veo en vuestros ojos, él fue quien trajo la destrucción, no os culpéis, Harum el Gnomo.

  • ¡Que no me culpe!, no puedo conciliar el sueño, hace cientos de años que no tengo descanso, aquí en las entrañas de la tierra se filtra el dolor de la superficie, se adentra por las grietas, ¡No me las puedo quitar de la cabeza!, ¡Siempre oigo sus voces!. Dijo levantándose y dejándose caer de rodillas tapándose la cara entre sollozos.

Culibillas se acercó a él y le abrazó sin decir palabra, el anciano se secó los ojos con la manga, y con una sonrisa triste miró a Culibillas separándose de su abrazo…

  • Pero sé cómo parar todo esto, querida Culibillas, tengo algo para vos.

 Le dijo cogiéndole de la mano y llevándole con paso lento y cojeando levemente por un pasadizo,  tras cruzar una puerta de madera carcomida se introdujo en una gran sala llena de piedras preciosas, diamantes, rubíes, aguamarinas, esmeraldas, topacios, todo brillaba en esa sala.

  • Durante cientos de años me esmeré en atesorar piedras, creí que me darían la felicidad, y por ellas hice lo que hice, mostrándole a Olivier como derrotar a las  Tres Fadas, son piedras hermosas pero frías, ellas no te dan nada  y no hay día de mi vida que no me arrepienta, y esas voces en mi cabeza, no paran, quisiera descansar pero no puedo por las voces…

Hablaba despacio, en voz baja, cansina, del ser derrotado por el peso de la vida, de una vida sin felicidad, le llevó entre todos las tesoros hasta un rincón, allí había un cofre, que se apresuró a abrir, y en un momento surgió un destello muy fuerte, que iluminó la estancia.

  • Culibillas, esta espada es de piedra de luna, los humanos le llamáis plata, la forjé durante cientos de años con esas voces que no salen de mi cabeza, y no me dejan dormir, esas voces,… los lamentos de las Madres que han perdido a sus hijos,… el dolor más fuerte del Universo.

  • ¡La Espada de las Desamparadas!, exclamó Culibillas, la vi en un sueño…

  • Así es, querida. No hay hombre nacido de mujer que se pueda oponer a ella, caerían de dolor con sólo mostrársela.

  • Entonces este era el motivo de venir hasta aquí…

  • No, Culibillas, el motivo era la cascada de la cola de Caballo tenía que mostrarte que tú eres el fuego de las Tres Sorores,…Olivier no tiene poder frente a ti.

 

 

No veo a nadie, solo el prado herboso amarillento, pero al fondo están por fin el bosque de pinos, y allí los encuentro a la sombra esperándome, están muy agobiados por el calor, yo no siento nada a estas alturas,…prefiero no sentir.

Me coloco tras Gauden y vamos por una vereda en el bosque, esta vez andamos muy poco para encontrarnos la carretera, Javi nos dice que si se llega de acordar de la solanera del valle Literola que hubiéramos vuelto por Remuñe…

Llegamos al coche de Paca,  nos hacemos una foto de final de ruta y Paca se lleva a Gauden en su coche a buscar el otro coche.

Esperamos un rato a que vuelvan, en el coche de Gauden tengo las zapatillas y estoy deseando quitarme las botas, llega Gauden y nos cambiamos, nos montamos y cuando estamos ya soñando con la cerveza del final de ruta nos encontramos la carretera cortada por docenas de vacas que están trasladando  por el valle, estuvimos por lo menos media hora parados, pero todo pasa y llegamos, y nos tomamos dos buenas cervezas a la salud del Perdiguero…

Después al día siguiente llegue a contar 15 hematomas en mi pierna izquierda, que era la pierna buena, la que menos me golpeé, la otra no me atreví a contarlos,algunos del club subirían al día siguiente al Posets con mal tiempo, pero esa historia no la contaré pues no la viví…

La cojera de la pierna derecha me duró más de diez días, se me acabaron las rutas del Pirineo por esta vez y lo que tengo muy claro es que después del mar de bloques del Perdiguero, dudo que vuelva a jugar al “tetris” en mi vida…

 

Powered by Wikiloc

 

 

 

 

 

 

 

5 Respuestas

  1. Inmaculada Martín

    Que perseverancia, con tantos dolores caídas y carreras para alcanzarlos, lo ligrastes, Enhorabuena!!!!!!

  2. Anónimo

    Admiro y sigo tus relatos (que tienen mucho contenido) y ese sentimiento de seguir, cabezonería lo denominas, pero hay algo más, y sabes que lo cuentas , modesto , generoso , respeto, sabiduría tienes(y más).
    Gracias por escribir ,conocer a los Maeses y todo lo que llevas relatado con acceso a todo el mundo.

  3. Gauden

    Ya te di la ENHORABUENA por conseguir llegar a la cima de «tu ansiado Perdiguero» una cima dura y dificil
    Mi admiración por tu tremenda fuerza de voluntad. Espero que hollemos mas cimas juntos, pero eso si, sin incidentes….,

    • Fran Pascual

      Muchas gracias, Gauden. LLevo un tiempo un poco parado, hace más de un mes que no subo a ninguna cima y empiezo a desesperarmeeee, saludos amigo. Que hollemos muchas cumbres en nuestra mutua compañía…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *